Una piadina es perfecta para utilizarla como base para pizza. ¡Pruébala!

Piadina, ideal como base para pizzas finas y crujientes

08 de mayo de 2020

¿Conoces la piadina? A lo mejor la has consumido de la manera más clásica, doblada, pero este pan de estilo italiano admite muchas otras formas de consumo, una de ellas como base para pizza, ¡riquísima!

Características de la piadina

  • Es muy fácil de preparar
  • Se elabora con harina de trigo y aceite de oliva virgen extra
  • Al calentarla conseguimos una textura fina y crujiente.

Preparación para su consumo en forma de pizza

Para utilizar una piadina como base de pizza hay que utilizar el horno. Ya verás cómo queda a tu gusto, muy apetitosa. Pasos a seguir:

  • Precalentar el horno a 240 ºC
  • Agregar tus ingredientes favoritos sobre la masa.
  • Hornear entre 5 y 8 minutos y ¡listo!

Puedes preparar tus pizzas como quieras. Por si necesitas ideas, a modo de sugerencia, te proponemos estas dos combinaciones que serán todo un éxito:

Texto 1 Imagen Piadinas

Pizza de jamón

  • Base de tomate frito
  • Mozzarella
  • Jamón serrano
  • Rúcula fresca

Texto 2 Imagen Piadinas

Pizza de verduras

  • Mozzarella
  • Calabacín
  • Champiñones
  • Berenjena
  • Pimiento rojo

Para su consumo más clásico en forma de piadina

Una piadina admite diversas formas de preparación y todas son deliciosas. Por ejemplo, rellenada al gusto y doblada, que suele ser su modalidad más popular. Pasos a seguir:

  • Calentar en sartén a fuego medio durante un minuto por cada lado
  • Poner tus ingredientes favoritos
  • Doblar por la mitad y ¡listo!

Sugerencias para preparar una piadina doblada deliciosa:

Texto 3 Imagen Piadinas

  1. Piadina rellena con queso de cabra, pechuga de pollo y cebolla roja.
  2. Piadina rellena con queso feta, rodajas de aceitunas verdes y negras, tomate seco y canónigos.

Además de estas modalidades, también puedes utilizarla para dipear y acompañar cualquier tipo de comida.

Consejos de conservación

  • Sin abrir, consumir preferentemente antes de la fecha indicada en la parte trasera del envase.
  • Una vez abierto, conservar en un lugar fresco y seco para su consumo en un plazo máximo de 10 días.
  • Se puede congelar. En este caso se debe consumir antes de tres meses.

Otras recomendaciones

¿Has probado nuestra Pizza vegana? ¡Con rúcula y tomate seco!