Descubre nuestras diferentes variedades de palitos de pan horneados y todas sus posibilidades de consumo.

Conoce todas nuestras variedades de Palitos de pan horneados, ¡combinan con todo!

23 de julio de 2020

Los palitos de pan horneados son un alimento tradicional propio de la Comunidad Valenciana conocidos en esta zona como “Rosquilletas”. Poco a poco, se ha extendido al resto de España, donde se las denomina de forma distinta dependiendo de la zona: snacks, palitos de pan horneados, bastoncitos de pan...

Lo que más llama la atención de las rosquilletas es su forma alargada y su extraordinario sabor. En su forma más básica es un alimento muy sencillo, elaborado con ingredientes esenciales (aceite, harina de trigo, levadura y sal), que combina con todo.

¿Cuál es el origen de las rosquilletas?

El origen de las rosquilletas es tan antiguo que se pierde en la memoria. Hace muchísimos años que se venden en los hornos de la Comunidad Valenciana y su consumo está absolutamente arraigado en esta tierra.

Hoy en día, ya están extendidas en todo el territorio español. Su utilización es muy versátil, ofrecen múltiples posibilidades, ya que igual se comen como aperitivo, a modo de tentempié, como en meriendas, acompañando a cualquier otro alimento dulce (chocolate) o salado (queso, ensaladillas...).

Actualmente, existen numerosas variedades de rosquilletas, con diferentes sabores y los ingredientes más diversos.

Variedades de sabores

En toda España se venden las siguientes variedades de palitos de pan horneados. Todas tienen una textura crujiente y aireada. Ideales como aperitivo ligero para consumir en almuerzos y meriendas, tanto fuera como dentro de casa o para picar entre horas:

  • Pipas: sabor intenso a pipas.
  • Queso: sabor a queso.
  • Frutos secos: sabor a frutos secos (pipas, cacahuete y sésamo).
  • Integrales: sabor a pan integral.
  • Cereales y Espelta: sabor intenso a cereales y pipas. Elaborada con harina de espelta.

Texto 1 Imagen Rosquilletas

Variedades de sabores solo en Valencia y Castellón

Además de las anteriores variedades, en las provincias de Valencia y Castellón también se venden algunas otras variedades. Todas son de textura crujiente y aireada. Ideales como aperitivo ligero para consumir en almuerzos y meriendas, tanto fuera como dentro de casa o para picar entre horas:

  • Tradicionales: sabor suave a anisetes.
  • Horno: sabor natural a pan.
  • Horno saladitas: sabor natural a pan y con un toque salado.
  • Cacahuete: sabor intenso a cacahuete.
  • Sobrasada: sabor intenso a sobrasada, queso y cebolla.
  • Verduras: sabor suave a verduras.
  • Chocolate: sabor intenso a chocolate.

Otras recomendaciones

Si buscas una bebida refrescante para tus comidas y cenas, prueba nuestro Gazpacho fresco.