Uso de cookies

Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar el sitio. Si continúa navegando acepta su uso.

Más información y política de cookies.

Mural de trencadís del Punto de Acabado del Nuevo Modelo de Tienda Eficiente de Mercadona

Así se hacen los murales que decoran las tiendas Mercadona

05 de septiembre de 2018
  • Los murales que decoran las tiendas Mercadona están realizados con la técnica del trencadís por más de 1.000 personas con discapacidad intelectual.
  • En 2017 se elaboraron más de 1.650 nuevos murales para ubicarlos en la Pescadería y el Punto de Acabado de los supermercados de la compañía.

En el marco de la política de innovación social de Mercadona, la compañía colabora con más de 27 fundaciones y centros ocupacionales en la elaboración de los murales que decoran las secciones de Pescadería y el Punto de Acabado de la Carnicería de sus tiendas. En 2017, más de 1.000 personas con discapacidad trabajaron en más de 1.650 nuevos murales.

Mercadona y Pamesa Cerámica pusieron en marcha este proyecto en 2011 con la finalidad de ofrecer a estas personas una formación y empleo, además de desarrollar otras capacidades como el trabajo en equipo y la concentración. Desde que se iniciara el proyecto, y hasta 2017, se han instalado más de 5.000 murales decorativos en supermercados de toda España.

El diseño de los murales, realizados con la técnica del trencadís, ha ido variando acorde con la estética de los supermercados Mercadona. Con la puesta en marcha del Nuevo Modelo de Tienda Eficiente a finales de 2016, la extensión del mural de la pescadería se amplió y se optó por la combinación de colores azules y grises; mientras que el diseño del nuevo Punto de Acabado de la Carnicería es más reducido y con tonalidades negras y grises.

Cómo se hacen los murales de trencadís

La elaboración de los murales de trencadís es una tarea totalmente artesanal, en la que los usuarios de las distintas entidades que colaboran con Mercadona tienen que realizar diversas tareas motrices y de concentración que, a su vez, están organizadas en distintos pasos en los que participan todos:

  1. Cuando las distintas fundaciones y centros ocupacionales con los que colabora Mercadona reciben los pedazos rotos de cerámica por parte de Pamesa Cerámica, los usuarios limpian, clasifican y marcan las piezas que formarán los murales de trencadís.
  2. Sobre una plantilla dibujada se van encajando las piezas cuidadosamente hasta formar el mosaico.
  3. Con ayuda de una malla, los usuarios encolan la pieza global.
  4. Se deja secar durante varias horas.
  5. Una vez seco, numeran y dividen el mosaico en distintos módulos, para facilitar su posterior montaje en la tienda.
  6. Se empaquetan los distintos módulos que formarán el mural completo y Pamesa Cerámica los recoge y traslada a la tienda de Mercadona donde decorarán las secciones de Pescadería y Carnicería.

Pasos para componer los murales de trencadís que decoran las secciones de Pescadería y Carnicería de Mercadona

Una política de acción social sostenible integrada en la estrategia de Responsabilidad Social de Mercadona

Uno de los compromisos que Mercadona mantiene con la sociedad es devolver parte de cuanto recibe de ella. Con dicho objetivo, se desarrolla el Plan de Responsabilidad Social de la compañía que atiende el componente social y ambiental a través de distintas líneas de actuación sostenibles que refuerzan su apuesta por el crecimiento compartido. Dentro del mismo se ubica el proyecto trencadís.

Además, Mercadona trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y la mejora de la calidad del aire en nuestras ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías más limpias y eficientes, así como en la construcción de cubiertas ajardinadas y jardines verticales en sus tiendas.

Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social de Mercadona es la sostenibilidad medioambiental. Para ello, Mercadona cuenta con un Sistema de Gestión Medioambiental propio, enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética y la reducción de residuos; parte de este sistema está basado en los principios de la Economía Circular y busca conjuntamente con los interproveedores la conversión de residuos en nuevos recursos.

Mercadona también colabora con más de 140 comedores sociales y 60 bancos de alimentos y otras entidades benéficas de toda España para la donación diaria de alimentos.

Desde 2009, la compañía es miembro del Foro Europeo de la Distribución para la Sostenibilidad (REAP), un organismo copresidido por la Comisión Europea en el que todos sus participantes son auditados periódica y externamente en materia de sostenibilidad. Además, está adherida desde el año 2011 al Pacto Mundial de Naciones Unidas por la defensa de los valores fundamentales en materia de Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción.